INTERÉS GENERAL

Facundo Manes le puso pimienta a la interna y marplatenses jugando en las grandes ligas de la política nacional

En el ámbito político nacional, la irrupción de Facundo Manes como candidato del radicalismo para las próximas elecciones -impulsada desde un primer momento por el marplatense Maxi Abad, presidente del Comité provincial de esa fuerza- generó un verdadero cimbronazo en el interior de Juntos por el Cambio. Los radicales se abroquelaron tras la postulación del neurocientífico, y hay preocupación en el PRO por el futuro de la coalición. Es que entusiasmados, los radicales ahora quieren discutir cada candidatura y cada cargo. Lo dijo claramente el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. “Juntos por el Cambio en los últimos tiempos se ha convertido en una telenovela del PRO y en un te quiero, no te quiero. Hasta acá se ponen y se sacan entre ellos, y se habían olvidado del radicalismo” expresó Morales, mientras que el mendocino Alfredo Cornejo, titular de la UCR a nivel nacional, confesó que la competencia “nos parece bien”, abriendo las puertas a una competición en las PASO de la provincia de Buenos Aires contra el PRO.

Elisa Carrió -quien recibió en su casa de Exaltación de la Cruz a Manes y Abad en un almuerzo con empanadas y salmón donde hubo algunos cruces fuertes- ve que el panorama no es el mejor de cara al futuro. “Quiero hacer un llamado a toda la dirigencia política. Es un llamado desesperado a la unidad de la oposición para que tenga grandeza. Estoy mediando pero no doy abasto”, reconoció. Tanto en las filas de Carrió como en la UCR hablan de un destrato del PRO hacia esas fuerzas. “La candidatura de Manes nos pone en otro lugar. En el PRO creyeron que siempre liderarían la coalición pero los tiempos han cambiado. Esta vez la discusión será en otro tono, y si tenemos que ir a elecciones con lista propia lo haremos”, amenazan los boinas blancas.

Manes no se despega de Abad. Lo considera su mano derecha y es por ello que pide que lo acompañe a cada reunión, como la que se desarrolló hace pocas horas en la casa de la ex gobernadora, María Eugenia Vidal, quien seguramente será candidata por la Ciudad de Buenos Aires donde tendrá que competir con Patricia Bullrich. Mientras el teléfono de Abad no para de sonar con llamados de todos los dirigentes del PRO y de la UCR de primera línea, Manes insiste ante los suyos que el radicalismo debe ponerse de pie, liderar, abrir y convocar a todos los sectores. Quien más preocupado está es el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Su liderazgo y su eventual candidatura presidencial para el 2023 se juegan este año.

………….

El viernes pasado, sorpresivamente, Rodríguez Larreta apareció en Olavarría donde se reunían intendentes de Juntos por el Cambio, y donde estaba presente Guillermo Montenegro, Jorge Macri y otros referentes de esa fuerza, para intentar calmar las aguas y conseguir acuerdos que lo consoliden como presidenciable. A un mes del cierre de listas, Rodríguez Larreta busca dar una señal a favor de “liderazgos renovadores” que propicien un recambio generacional dentro de Juntos por el Cambio. Diego Santilli será su candidato en la provincia, pero todo parece indicar que deberá enfrentar a Manes en las PASO. Jorge Macri también está interesado al igual que Emilio Monzó. “El PRO se expone a un serio peligro si la batalla por las listas electorales deriva en una interna a cara de perro”, sostienen los operadores de esa fuerza.

A todo esto, el ex presidente Mauricio Macri parece disfrutar, sintiéndose desafiado en su liderazgo durante 17 años en el PRO. “Voy a hacer todo lo posible para evitar las internas”, repite. Quizás logre evitarlas en el PRO pero no en Juntos por el Cambio. Mientras Abad y otros radicales creen que Manes puede ser el candidato de la unidad, larretistas y macristas lo consideran improbable. Las aguas no están calmas. Y este tira y afloje, cabe destacarlo, repercute en cada distrito. Incluso en General Pueyrredon, donde nada está aún en claro en cuanto a la conformación de la lista de candidatos a concejales. “No es el momento de generar discusiones políticas partidarias”, insiste Montenegro, tirando la pelota para más adelante.

Con De la Torre

En tanto, la “pata peronista” de Juntos por el Cambio también se mueve. En este sentido, el ex ministro de Gobierno bonaerense, y más que conocido por los marplatenses, Joaquín de la Torre, avaló la candidatura de Manes al señalar que la gente “está esperando caras nuevas que aporten frescura a la política”, al tiempo que cuestionó al PRO por utilizar estas elecciones como un “adelantamiento de la interna” por el liderazgo en Juntos por el Cambio de cara al 2023. Y de alguna manera expresó su oposición a la candidatura de Santilli en la provincia. “Esta elección -dijo- tiene que ver con la manera de frenar al kirchnerismo hacia delante y no a la instalación de candidatos que no tienen nada que ver con el territorio”. Defendió a Vidal, claro está, y se mostró favorable a ampliar la coalición opositora a través de alianzas electorales, con José Luis Espert y Margarita Stolbizer. Y puso como ejemplo cercano para fundamental su postura lo que sucede en Brasil. “Enrique Cardoso y Lula -confesó- se están juntando porque creen que lo peor que le puede pasar a Brasil es la continuidad de Jair Bolsonaro”.

Justamente Monzó, en una reciente entrevista, ilustró el cuadro de situación con la aparición de Manes: primero manifestó su apoyo a su incorporación al frente de la Unión Cívica Radical y luego aseguró que ayudará a “oxigenar” el espacio político de Juntos por el Cambio. “La incorporación de Manes en el radicalismo oxigena mucho este espacio y lo convierte en un espacio más federal, porque es prácticamente unitario y la conducción es desde la Ciudad de Buenos Aires. Con la irrupción de Manes eso va a cambiar”, explicó el extitular de la Cámara baja. Y continuó: “El radicalismo es la oposición más importante, desde el punto de vista territorial. Sin embargo, tenía una dificultad hace más de 20 años porque no tenía una figura que trascendiera los distritos y abarcara toda la provincia. Ahora se van a distribuir las discusiones desde una mesa más horizontal, y eso le hace bien al espacio político”.

En el Frente de Todos, en tanto, el panorama parece estar más calmo. La apuesta es a la vacunación masiva antes de las elecciones, y a reforzar la provincia de Buenos Aires, bastión principal de esa fuerza. No es casual tampoco que se haya determinado que en julio habrá 335 mi millones de pesos más en las calles. Se paga el aguinaldo, habrá un nuevo bono a jubilados y titulares de planes sociales y devuelven Ganancias. Habrá además una inyección de dinero más que importante para la provincia. En materia de candidaturas, también se habla de caras frescas. Otra marplatense, Fernanda Raverta, titular de la Anses, se sigue negando a encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales. Cree que en la Anses aún hay mucho por hacer. Luana Vonovich, titular del PAMI o Victoria Tolosa Paz, estarán en lo más alto de la lista del oficialismo.

Marplatenses jugando a nivel nacional en las grandes ligas. Maxi Abad, Fernanda Raverta y ahora se suma el ex intendente Gustavo Pulti. El líder de Acción Marplatense se convirtió en una de las cabezas bonaerenses en la movida del ex ministro de Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, de cara a los próximos comicios. Pulti compartió con Randazzo, Graciela Camaño, Juan Manuel Urtubey y Florencia Casamiquela un encuentro con jóvenes que, dijo, “no aceptan ser muteados. Proyectar otro futuro -sostuvo- requiere muchas voces y otra alternativa. Ningún factor externo le hace tanto daño al país como la mediocridad de la pelea sin proyecto. Hay otro camino -les dijo- y lo vamos a recorrer juntos”. El protagonismo ganado por Pulti en el seno del randazzismo alimenta la posibilidad de que sea candidato a un cargo legislativo nacional. De ser así, obviamente no encabezará la lista de candidatos a concejales en este distrito ¿Su lugar será ocupado por el doctor Alejandro Ferro, ex secretario de Salud? Nada está claro aún. Son tiempos de definiciones, dicen en AM.

…………….

El Diputado Nacional Facundo Moyano y el Director Nacional del Correo Argentino Rodolfo “Manino” Iriart, participaron de un encuentro, bajo estricto protocolo, con compañeros y compañeras representantes de distintas agrupaciones. El Presidente del Partido Justicialista de General Pueyrredon, Juan Manuel Rapacioli, arrancó el encuentro agradeciendo la presencia de todos y todas y destacó la importancia de retomar, con los cuidados del caso, las reuniones presenciales: “los peronistas necesitamos juntarnos, pero ante la gravedad de la situación sanitaria por la pandemia hizo que tuviéramos que ser responsables y cuidarnos. La exitosa campaña de vacunación que lleva adelante el gobierno, hace que de a poco vayamos volviendo a éste tipo de reuniones”. Manino celebró el encuentro en el PJ “que es nuestra casa” con el “deseo de que éste sea el inicio de más reuniones en la que los dirigentes puedan expresarse libremente. Hay muchas ganas de participar y debemos generar los espacios para eso”

En tanto, Facundo Moyano manifestó que “como peronista y como gremialista es una alegría estar hoy acá” y se refirió a su trabajo legislativo. “Mi preocupación es que se puedan recuperar puestos de trabajo y revertir la pérdida del poder adquisitivo de quienes aún lo conservan” aseveró.  La Congresal Nacional del PJ Rosana Tortosa expresó que “aún falta asistencia a sectores vulnerables y que es importante considerar a la conectividad como un derecho básico, para poder acceder a través de ella a la salud, a la educación. o a los trámites para poder ser beneficiario de las medidas propuestas por el gobierno nacional”.  Los militantes presentes expresaron su visión del momento actual  y coincidieron en las ganas de ser protagonistas en la próxima campaña. “Somos los que estamos en el territorio y sabemos lo que le pasa a nuestro pueblo”, sentenciaron.


Cada vez aparecen más nombres candidateados para ocupar una banca en el Concejo Deliberante. Y paralelamente, son varios los funcionarios del gobierno de Guillermo Montenegro que ven con agrado la posibilidad de ser candidatos a concejales en los próximos comicios. ¿Uno de los motivos?. “Hoy, económicamente hablando, es mejor ser concejal que funcionario político”, señalan. En la actualidad, los secretarios, subsecretarios, directores generales y otros funcionarios del actual gobierno, no solo no cobrarán el aguinaldo -tras la decisión del intendente de marcar un gesto hacia la comunidad en tiempos de pandemia y crísis económica- sino que además tienen un descuento del 15% en sus haberes también para tal fin. “Hoy un director general cobra menos que un concejal”, se queja en voz baja un joven funcionario.

La entrada Facundo Manes le puso pimienta a la interna y marplatenses jugando en las grandes ligas de la política nacional se publicó primero en Vivir en Buenos Aires.

Related posts

Google Maps incorporó Sitios y Espacios de Memoria de la Argentina a su aplicación

admin

Horror en Quilmes: allanaron un refugio con animales muertos y en estado de putrefacción

admin

Por los incendios en Corrientes, toda la provincia de Misiones se quedó sin luz

admin