TURISMO

Apoyo internacional de la CBI para los avistajes de ballenas

Con un récord de asistencia, alcanzando los casi 600 participantes, el Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) publicó el informe de su reunión anual en el cual afirmaron que el turismo de observación de grandes ballenas realizado en los últimos 50 los años no afectó las especies ni las poblaciones.
El informe señaló que las poblaciones de misticetas sometidas al avistamiento de ballenas, algunas de ellas intensas, se están recuperando progresivamente del agotamiento causado por la caza de ballenas. Y destacó el caso de Península Valdés “como un ejemplo de un área con una industria madura de observación de ballenas y una población de ballenas en crecimiento”.
El Comité reúne a los principales científicos de cetáceos de todo el mundo, y desde 1955 realiza un trabajo de investigación y asesoramiento científico. En 2020, por la pandemia de COVID-19, pasaron a hacerlo en formato virtual, que repitieron para la reunión de este año.

Casi 600 asistentes

Como muchas otras organizaciones, el Comité Científico reconoció que, además de algunos desafíos difíciles, una reunión virtual es una oportunidad para aumentar la accesibilidad, recibir perspectivas científicas más diversas y dar a conocer su trabajo a una audiencia más amplia. Las reuniones presenciales suelen tener entre 150 y 200 personas; la reunión virtual de 2020 atrajo un récord de 350 participantes, que se superó con creces en 2021 cuando la CBI recibió los registros de casi 600 especialistas en investigación y conservación de cetáceos.

Efectos de la pandemia

El impacto de la pandemia de COVID-19 se extendió más allá del formato de la reunión y en las discusiones mismas. Los desechos marinos son una preocupación de larga data del Comité, que escuchó que un aumento en los desechos oceánicos, principalmente Equipo de Protección Personal (EPP) ha contribuido a más de 1000 casos publicados de enredos o ingestión.
El Comité discutió la intrincada relación entre los seres humanos, los animales y el medio ambiente, expresando su apoyo al concepto de “Una sola salud” y considerando formas de integrar este enfoque multidisciplinario en el trabajo del Comité.
Varios programas existentes de la CBI ya desempeñan un papel en este trabajo, incluida la capacitación en el examen post mortem de cetáceos conocido como necropsias. Las necropsias proporcionan evidencia de la causa de la muerte y esto es parte de una iniciativa para compartir las mejores prácticas en la respuesta a los animales varados. El objetivo es realizar y registrar necropsias en todo el mundo utilizando protocolos uniformes y estandarizados, en parte para mejorar la comprensión y el intercambio de información sobre las enfermedades emergentes de los cetáceos, sus comportamientos y su capacidad de propagación.
Este año, el Comité propuso una nueva fase de estudio adicional sobre los diferentes tipos de contaminantes y sus efectos acumulativos. El Comité llamó la atención sobre dos herramientas importantes en la investigación de contaminantes, el Modelo de Efectos de los Contaminantes en las Poblaciones de Cetáceos de la CBI y la Herramienta de Mapeo de Contaminantes de la CBI, y acordó actualizar la herramienta de mapeo que permite a los investigadores ver las tendencias en las concentraciones de contaminantes comunes a lo largo del tiempo y puede clasificarse por especie, tipo de contaminante, región o década.

Captura incidental

Por otra parte, afirmaron que la mayor amenaza directa para los cetáceos sigue siendo la captura incidental en redes de enmalle y otros artes de pesca, que se estima que mata a más de 300.000 ballenas, delfines y marsopas cada año. El Comité recibió una actualización sobre la Iniciativa de Mitigación de la Captura Incidental (BMI) de la CBI, que se ha embarcado en un nuevo plan de trabajo de cuatro años. La iniciativa mantiene su enfoque en proyectos piloto con avances particulares reportados en Perú y la República del Congo. El BMI también continúa explorando oportunidades para colaborar, desarrollar la capacidad de monitoreo y mitigación, y para recaudar fondos y conciencia.
La mitigación de la captura incidental es un tema recurrente en el trabajo para mejorar los resultados de conservación de varias especies y poblaciones de pequeños cetáceos (delfines y marsopas). El Comité ejecuta dos programas de trabajo que abordan específicamente las amenazas a los pequeños cetáceos. La iniciativa de los equipos de trabajo tiene como objetivo proporcionar respuestas rápidas y específicas a situaciones en las que se está produciendo una disminución significativa y rápida de la población. El Fondo Voluntario de Pequeños Cetáceos (SCVF) apoya la investigación de alta prioridad y es posible gracias a las contribuciones voluntarias de los gobiernos miembros y las organizaciones no gubernamentales.
La convocatoria más reciente para solicitudes de investigación de SCVF se emitió en febrero y se recibieron cincuenta y seis propuestas. Un proceso de evaluación riguroso observó la alta calidad de todas las aplicaciones y seleccionó cinco que se considera que abordan brechas de conocimiento particularmente importantes para las poblaciones o especies amenazadas. El Comité también recibió actualizaciones sobre proyectos de investigación recientemente completados con el apoyo de la SCVF, y elogió un cortometraje que explica un programa de investigación que produjo las primeras estimaciones regionales del tamaño y estado de la población de los delfines chilenos.
Durante la reunión también se aprobaron dos nuevos planes de gestión de la conservación (CMP). La iniciativa CMP proporciona un marco para que los países dentro del rango de poblaciones de cetáceos vulnerables (conocidos como estados del área de distribución) trabajen juntos, y en colaboración con otras partes interesadas relevantes, para proteger y reconstruir esas poblaciones. Ya existen cuatro CMP. La primera nueva es para las ballenas jorobadas centroamericanas. El segundo es para los delfines de río de América del Sur, solo el segundo CMP para una pequeña especie de cetáceos. Las nuevas propuestas de CMP se presentarán para que la Comisión las apruebe lo antes posible.
El Comité también recibió la información más reciente sobre las poblaciones de ballenas sujetas a la caza de ballenas de subsistencia aborigen (ASW) y tiene planes de iniciar revisiones de la aplicación para varias de esas poblaciones en 2022. La información disponible indica que las cacerías de ASW siguen siendo sostenibles y, al mismo tiempo, satisfacen las necesidades de los aborígenes. personas involucradas en esas cacerías.

Related posts

LATAM reinició sus vuelos regionales desde Mendoza

admin

A partir de 2022 se dictará en Rawson la Tecnicatura Superior en Turismo

admin

Comodoro avanza en el proyecto del Centro de Interpretación de la Naturaleza Austral

admin