TURISMO

Qué saber antes de viajar por turismo a los Estados Unidos

A medida que los casos de COVID-19 vuelven a aumentar en Estados Unidos, las tasas de infección diarias alcanzan su nivel más alto desde febrero, debido en gran parte a la muy contagiosa variante delta. En este marco, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) volvieron a instar a que se use mascarillas en espacios interiores, señalando que incluso las personas vacunadas pueden infectarse y transmitir la enfermedad a otras personas.
Mientras tanto, muchas personas tienen planes de viaje por lo que surgen varias preguntas, ¿es seguro viajar en avión?; ¿y si se reúnen con familiares o amigos durante las vacaciones?; ¿qué precauciones hay que tomar?; ¿qué pasa con las familias con niños demasiado pequeños para ser vacunados?
Al respecto, la doctora Leana Wen, analista médica de CNN y médica de urgencias y profesora invitada de Política y Gestión Sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington dío algunas respuestas

A tener en cuenta

Según Wen, el factor más importante a tener en cuenta es el riesgo médico de la familia. “En concreto, ¿están todos los miembros de la familia vacunados? Si todos están vacunados y, en general, están sanos, están muy bien protegidos para no enfermarse gravemente de COVID-19. Muchas personas en esta circunstancia podrían decidir que pueden asumir el riesgo de síntomas leves si contraen el coronavirus y seguir con todos sus planes de viaje originales”, señaló.
Y agregó: “Si alguien en tu casa no está vacunado o está inmunodeprimido, puedes decidir lo contrario. Un viaje de muy bajo riesgo puede estar bien, por ejemplo, conducir y luego ir de camping y de excursión solo con su familia inmediata. Pero si el viaje va a implicar pasar mucho tiempo en el interior con personas sin mascarillas y no vacunadas, yo animaría a las personas vulnerables a no ir al viaje. Si algunos miembros de la familia van a ir de todos modos, podrían ponerse en cuarentena durante al menos tres días a su regreso y luego hacerse la prueba antes de reunirse en el interior con miembros vulnerables de su hogar”.
También importa el destino, porque en Estados Unidos cerca del 95% de la población vive en zonas consideradas por los CDC como de alto nivel de transmisión de coronavirus. “Si vas a un parque nacional y el plan es pasar todo el tiempo de excursión al aire libre, el riesgo es muy bajo. No importa realmente si la comunidad que rodea el parque tiene una alta transmisión de COVID-19, si no planeas interactuar con nadie allí dentro”.
Muy diferente es si se planea visitas a museos, conciertos, ir al teatro y cenar en un lugar cerrado. “Si esas actividades suceden en una parte del país con mucha transmisión del virus, estarás expuesto constantemente al covid-19. Las vacunas te protegen bien, pero no lo hacen al 100%”, destaco la especialista.
Añadiendo que el riesgo es acumulativo, “y cuantos más entornos de alto riesgo se encuentren, rodeados de personas potencialmente portadoras del virus, más probabilidades habrá de experimentar una infección posvacunación aunque se esté vacunado”.

¿Y los aviones?

“Los viajes en avión siguen siendo relativamente seguros para las personas vacunadas. Asegúrate de llevar una mascarilla de alta calidad en todo momento, idealmente una mascarilla N95 o KN95. Si tienes que comer y beber, hazlo rápidamente para minimizar el tiempo que no llevas la mascarilla”, explicó la doctora Wen. Y agregó: “Los niños demasiado pequeños para ser vacunados también deben llevar mascarilla, si es posible, con una mascarilla quirúrgica de 3 capas como mínimo. Si no pueden mantener la mascarilla puesta durante todo el viaje, yo me plantearía no llevar al niño a menos que sea un viaje imprescindible, como por ejemplo una mudanza al otro lado del país”.

Alquilar en familia

Con respecto a alojarse una o más familias en el mismo espacio, Wen afirmó: “Lo más seguro es que todos estén completamente vacunados. Si hay personas que no están vacunadas, o si las personas que se reúnen quieren reducir aún más su riesgo, todos los que quieran reunirse pueden hacer una cuarentena de tres a cinco días y luego hacerse la prueba. Por cuarentena me refiero a reducir el riesgo no juntándose con otras personas en lugares cerrados y no participando en actividades de mayor riesgo como cenar en espacios interiores”.
“Sé que este consejo parece que hemos dado un paso atrás. Es cierto, lo hemos hecho. Los casos de COVID-19 están aumentando de nuevo, y tenemos que hacer frente a la variante delta, más contagiosa”, se lamentó la médica.

Related posts

Evalúan permitir el ingreso de extranjeros con dos dosis

admin

Habilitan un nuevo sitio arqueológico en Pompeya

admin

Arrancó la temporada invernal del Viejo Expreso Patagónico

admin