TURISMO

En Estados Unidos perderían millones por las demoras con la entrega de las visas turísticas

Desde el comienzo de la pandemia, los tiempos para realizar las entrevistas y eventualmente obtener la visa de turista de Estados Unidos han crecido exponencialmente, superando en muchos casos el año de espera. Al punto que se calcula que el país norteamericano se perdería la llegada de unos 6,6 millones de turistas en 2023, con la consecuente merma de ingresos por 11,6 mil millones de dólares en consumo.
Según el Instituto Cato, más de la mitad de los consulados programan las entrevistas para dentro de seis meses o más y el 27% las planifican para un periodo superior a un año.

Proyecto de ley

En este sentido, se ha presentado en el Congreso de Estados Unidos el proyecto de ley bajo el título “Visitor Visa Wait Time Reduction”. A través de esta ley se busca que el Departamento de Estado de los Estados Unidos analice la reducción de los tiempos de espera de entrevistas en los casos que el trámite demore más de 300 días.
“Visitor Visa Wait Time Reduction» apunta a que en un tiempo menor de 90 días de haberse promulgado, el secretario de Estado presente un reporte al Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y al Comité de Relaciones Exteriores del Senado.
En ese reporte deberá figurar una lista de todas las entidades diplomáticas en las cuales las solicitudes de visa estén demorando más de 100 días, considerando la fecha del comienzo del trámite y la fecha en que solicitante tendrá la entrevista. Además, se deberán detallar todos los pasos a seguir durante dicho proceso, con la finalidad de reducir los tiempos.

La posición de U.S. Travel Association

Al respecto de esta problemática que impacta de lleno en la industria del turismo estadounidense, Geoff Freeman, presidente y CEO de U.S. Travel Association, comentó: “El tiempo de espera para recibir la visa es vergonzoso. No es justo para los visitantes que simplemente quieren viajar a Estados Unidos, gastar su dinero y volver a sus hogares con una buena impresión del país”.
En este sentido, a través de una carta dirigida a los líderes de la industria del turismo, Freeman dio a conocer los esfuerzos de la organización en beneficio de la actividad.
Asimismo, hizo referencia al complejo y largo proceso que significa actualmente obtener una visa de turista para ingresar a Estados Unidos: “Para una estadía de 90 días o menos, la espera es de ocho meses”.

El perjuicio monetario para la industria del turismo

Bajo la campaña #TheyWaitWeLose (“Ellos esperan, nosotros perdemos”), Freeman explicó que, debido a esta situación, los turistas optan por visitar otros destinos.
Según The Wall Street Journal, la proyección indica que en 2023, por estos motivos, Estados Unidos se perdería la llegada de 6,6 millones de turistas, lo que representa una eventual pérdida de 11,6 mil millones de dólares en consumo.
Con respecto a las razones de los retrasos, desde el Departamento de Estado admiten que muchas embajadas siguen operando bajo medidas restrictivas implementadas durante la pandemia y que la mayoría aún no ha recuperado la totalidad de su personal con respecto a la prepandemia.

American Airlines se suma a los reclamos

Con respecto a los vuelos internacionales, Robert Isom, CEO DE American Airlines, destacó ante el portal Travel Weekly: “Durante el primer trimestre de 2019, American Airlines obtuvo un ingreso de US$ 3,6 mil millones. Sin embargo, estos resultados hubiesen sido mejores si el tiempo de espera para recibir la vista no fuese tan prolongado”.
En este sentido, Isom indicó que antes ed la pandemia, el 43% de las visitas internacionales a Estados Unidos provenían de países donde se necesita tramitar una visa, como Brasil India y México.

Related posts

Turismo impulsa una nueva edición del Previaje y desarrollo de la Marca País

admin

Uruguay eliminó la obligación de un segundo PCR negativo

admin

Buscan relanzar el Corredor Turístico Patagonia Fantástica

admin