DEPORTES

Giro inesperado en la pelea del año

La pelea del año entre Gervonta Davis y Ryan García sumó un nuevo round. Así de descabellado como suena, el combate parece no haber terminado, más allá del demoledor nocaut en el séptimo asalto con el que el Tank se llevó la victoria en el T Mobile Arena de Las Vegas.

Es que desde la esquina de García hubo una fuerte denuncia que involucra de lleno al entorno de Davis. Ryan publicó en sus redes sociales y acusó directamente a su sparring de ser un espía del bando de Gervonta.

“Triste, tenía un topo en mi campamento. ¿Qué demonios? Eso es una locura, pero gracias a Dios salió a la luz”, fue la primera de las stories. Tampoco pretendía que pareciera una excusa ni nada por el estilo. He perdido y punto. Voy a volver, pero estoy sorprendido de que parte de mi equipo me cruzó, alguien cercano a mí. Increíble. Pero es un testimonio que debe conocer cualquiera”, cerró.

El combate se resolvió con un golpe con la izquierda al hígado que Ryan García no pudo soportar. “No creí que ese golpe al cuerpo acabaría con (el combate), pero vi la expresión de su rostro y eso fue lo que me hizo dárselo”, explicó Davis tras la pelea. “Fue un buen golpe, desde luego. Creí que iba a levantarse, pero me gusta jugar a juegos mentales, de modo que cuando me miró, yo le miré intentando decirle, ‘¡levántate!’. Simplemente negó con la cabeza, ‘no’”, amplió.

Según se desprende de la publicación de Ryan García ese golpe al hígado estuvo programado ya que el mismo lo había recibido en los entrenamientos previos de parte de su sparring, Erdenebat Tsendbaatar. Por supuesto, aunque no lo nombró, el mongol recogió el guante y respondió de manera categórica también vía redes sociales.

“Rey Ryan, en un combate te lastimé con un golpe al cuerpo. Ahora perdiste contra Tank. Lo siento. ¿Estás bien?”, fue parte de los dichos de Tsendbaatar en un video que publicó en su cuenta de Insagram. Por este motivo, Ryan García lo acusó directamente de ser un topo. Sin embargo, el joven boxeador mongol aclaró su video con una nueva historia de Instagram.

“Hola, Rey Ryan, mi hermano. En mi última publicación usé el traductor de Google. La traducción era incorrecta y confusa. Mis disculpas. ¿Quién es el topo? ¿De qué estás hablando? No soy un topo. Ni siquiera hablo inglés. Ni siquiera me gusta Tank. Lucharé contra él y lo noquearé en el futuro. Durante nuestro entrenamiento, traté de ayudarte y entrené boxeo al estilo Tank”, aclaró.

Y como si esto no bastara, Erdenebat Tsendbaatar le dejó una picante frase: “Estaba animándote para que ganaras contra Tank. Eres un gran boxeador. Pero la próxima vez trata de aprender del sparring y con suerte no serás golpeado por el mismo golpe durante la pelea. Buena suerte para ti y que Dios te bendiga”.

Gervonta Davis, de 28 años y procedente de Baltimore, alcanzó su triunfo 29 (17KO) y continúa sin derrotas en el profesionalismo. Esta victorai plantea un posible duelo con el invicto Devin Haney, que posee los cuatro cinturones importantes de la división. Haney pelea en mayo contra el excampeón Vasily Lomachenko, también en Las Vegas.

Ryan García, por su parte, besó la lona por primera vez y perdió el invicto luego de que en 19 de sus 23 primeras peleas las ganara por la vía rápida. “Me atrapó con un buen golpe, y simplemente no pude recuperarme”, reconoció tras la pelea. “No podía respirar, iba a levantarme de nuevo pero sencillamente no podía”, amplió aún arriba del ring.

En tanto, el mongol Erdenebat Tsendbaatar de 26 años se prepara para estirar su récord de 5-0 (3 KO), cuando enfrente en la pelea programada ante el mexicano Edy Valencia Mercado (20-9-6, 7 KO).

Related posts

En pleno crecimiento en el Club Germinal

admin

«La Banda» ganó de visitante en el inicio del Torneo

admin

El futsal femenino cordillerano comenzó su competencia

admin